Disfruta de nuestra oferta estival de escuela de verano en Mutxamel. Pero podrás desplazarte desde los pueblos o barrios más cercanos como Campello, San Juan, San Vicente o Alicante y disfrutar de nuestra escuela de verano.

La Escuela de Verano en Mutxamel es un proyecto que surge para dar respuesta a la necesidad de cuidar y atender a los niños en el periodo de vacaciones, en el que los padres y madres deben trabajar. Pero a diferencia de las comunes escuelas de verano, ésta pretende introducir el campo musical, como principal hilo conductor.

Con todo esto, ofrecemos una propuesta con una temática diferenciada, enfocada a la música, pero sin dejar de lado los aspectos lúdicos de las escuelas de verano. Además, a través de actividades grupales, conocerán diferentes estilos musicales, harán manualidades, coreografías, crearán instrumentos, improvisarán ritmos y movimientos, utilizando así el ocio y tiempo libre de los niños de una forma constructiva, a la vez que satisfacen sus motivaciones e intereses.

El principal objetivo de nuestra Escuela de Verano, es que en sus vacaciones, el alumnado pueda seguir aprendiendo y disfrutando de la música de forma ininterrumpida de una manera mucho más lúdica.

Esta escuela de Verano en Mutxamel va dirigida a niños y niñas que tengan entre 3 y 12 años.

La escuela de verano se realizará en dos quincenas diferentes, pudiendo realizarse únicamente una de ellas o ambas. La primera quincena será del 1 al 16 de julio de y la segunda quincena será del 17 de  julio al 1 de agosto ambas de lunes a viernes de 9:00h a 14:00. Puedes ver el precio aquí.

Los materiales serán atractivos y divertidos, manejables y asequibles y sobre todo serán motivadores poniendo en juego todas sus posibilidades de acción, estarán a su alcance para que puedan apoyar las actividades y promover el aprendizaje.

Haremos un buen uso de todos los materiales de los cuales dispone la academia de música (instrumentos musicales…) además de aquellos que haya que aportar (cartulinas, pegamento, tijeras, colores, globos, pelotas…).

En cuanto a los recursos humanos, la escuela de verano contaría con aquellos profesores dispuestos a participar en el proyecto, dependiendo siempre de la demanda.